Controles de alcoholemia en las fiestas | Si tomás, no manejes

La Municipalidad de Baradero informa que durante el 31 de diciembre y el 1° de enero en distintos puntos de la ciudad se estarán desarrollando controles de alcoholemia. ¡Si tomás, no manejes! ¡Cuidá tu vida y la de los demás!

El alcohol es un tóxico depresor del sistema nervioso y uno de los principales enemigos del conductor ya que suele ser un factor desencadenante de accidentes de tránsito.

SÓLO UN VASO DE BEBIDA ALCOHÓLICA DISMINUYE LA CAPACIDAD DE CONDUCCIÓN DEBIDO A QUE:

- Embota los sentidos, altera la percepción y disminuye la capacidad de atención.

- Se alargan los tiempos de reacción, por lo que las respuestas y maniobras se hacen más lentas y torpes.

- La visión se ve afectada, en especial, empeora la visión periférica (a los lados), se hace más lenta la adaptación a los cambios de luz (por ej. en caso de encandilamiento), y se perciben con dificultad los tonos rojos (tardan en reconocerse las luces rojas del semáforo, las luces de posición y las de freno).

- Genera una falsa sensación de seguridad, con errores de juicio e interpretación, que predispone a excesos de velocidad y a todo tipo de violaciones a las normas de seguridad en el tránsito.

TENER EN CUENTA QUE:

- Ni el café, ni otros estimulantes, anulan sus nocivos efectos, aunque así pareciera

- Aunque sienta que está atento y trate de no cometer errores, usted y su familia corren alto riesgo, su cerebro está bajo los efectos del alcohol.

- No es necesario estar ebrio para sufrir los efectos del alcohol en la conducción.

- Por lo menos en uno de cada dos muertos en el tránsito en el mundo, está presente el alcohol.

Imágenes: 
control de alcoholemia

Términos y condiciones de uso (Abre en ventana nueva)